Madrugar y comer

El madrugón que me como cuando estoy en turno de mañana es criminal, es una hora a la que jamás pensé que me levantaría (a no ser que fuera para coger un avión porque me voy de viaje).

El despertador suena a las 5:40 de la mañana aunque mi cerebro creo que se auto-programa y casi siempre acabo abriendo los ojos unos minutos antes de la hora crítica.

Pues a esto hay que sumarle que ayer salí por la noche, ya que M2 , R, y R2 estaban pasando el fin de semana en Madrid, así que fuimos a cenar a un Goiko Grill, y me asombré de mi increíble responsabilidad y madurez cuando opté por pedirme una ensalada «Teri Chicken» en vez de una sabrosa, grasienta y gigantesca hamburguesa, que a saber como iba a gestionar mi cuerpo teniendo semejante madrugón en el horizonte.

El caso es que estaba buena, llevaba pechuga de pollo a la parrilla, espinacas, verduras a la plancha y salsa teriyaki. Os dejo una foto en primicia.

Estuve muy a gusto en la cena y en la terraza a la que fuimos luego, R y M2 son buenos colegas, tenemos un humor similar y estamos en la misma «onda». A R2 no la conocía aunque me habían hablado de ella y bueno, parecía maja pero tampoco noté que hubiera conexión.

Gracias a la BUENISIMA noticia que me dieron hace un par de días , creo que estuve como soy yo realmente, hasta creo que hablé demasiado, incluso conté varias anécdotas del curro que hicieron que R y R2 literalmente lloraran de la risa y no hay nada que me guste más que hacer que alguien llore de risa.

M2,R, y yo tenemos un viaje pendiente, ayer estuvimos pensando en opciones y parece que Asturias tomó la delantera, lo malo es que creo que el poder alinear los días libres de M2 y R va a ser una tarea bastante difícil.

Por primera vez en mucho tiempo me siento YO, ya dije en algún post pasado que una vez pasas de los 30 ves como ciertos problemas y preocupaciones que unos pocos años antes veías súper lejanos empiezan a verse cada vez más cerca y al final se quedan flotando a tu alrededor como una especie de aura negativa de la que siento que me he desprendido, al menos por ahora.

Espero que dure, todo esto también me enseña que cada vez más hay que disfrutar de esos momentos en los que todo parece en calma, así que cruzaré los dedos esperando que este periodo de «paz» se prolongue en el tiempo.

Ahora me voy a «trabajar» (bueno, realmente ya estoy en el trabajo) , todo lo que se puede trabajar en mi curro un domingo a las 8 de la mañana.

De momento voy a por un café xD.

Por cierto, no me olvido del post de ayer..¿Hay alguien ahí? 😉

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: